Los precios se disparan para ver el Super Bowl

El próximo domingo 1 de febrero se celebra el mayor evento deportivo anual del mundo. En el Super Bowl se enfrentan los ganadores de las dos conferencias de la NFL, aunque el momento cumbre año tras año sigue siendo el descanso del partido. En sólo unos minutos se monta un gran escenario donde cada año uno o varios artistas deleitan a los espectadores con un espectáculo inolvidable.

Este año, la encargada de amenizar el descanso será la cantante Katy Perry quien, sin duda, nos deleitará con un gran espectáculo.

Pero sin duda, los precios de este año serán los protagonistas. Las entradas para presenciar en vivo el evento deportivo más esperado del año han alcanzado precios de escándalo. A dos semanas del inicio del Super Bowl XLIX, las entradas ya rondan los 2.000 dólares por persona, aunque un palco en un lugar privilegiado ya ha alcanzado los 852,000 dólares.

El costo oficial de los boletos oscila entre los 800 dólares el más barato hasta 1.900 dólares por persona, pero es virtualmente imposible conseguirlos a ese precio. De hecho, se espera que a partir del lunes los precios se disparen, que será cuando se conozca a los finalistas. Hasta los hoteles más económicos de la ciudad, que suelen oscilar los 100 dólares en temporada regular, se cotizan ente 300 a 800 dólares por noche.

Deja tu comentario

También te gustaría